Existe una amplia variedad de mochilas, que varían en calidad y precio. En internet y redes sociales nos aparecen a veces «ofertas» y nos vemos tentados a comprar una mochila, si bien es posible que al final no cumplan nuestras expectativas para el uso que le queremos dar.

La persona que se inicia en el apasionante mundo del montañismo muchas veces lo confunde con lo militar. Adquiere artículos e indumentaria de estilo militar, lo cual no es lo más recomendable para los ascensos a volcanes y montañas.

Para este artículo me referiré específicamente a las mochilas. ¿Cuál es la diferencia entre las mochilas tácticas (estilo militar) y las de montañismo?

Las mochilas tácticas hacen énfasis en la durabilidad, el uso de colores de camuflage para que puedan «perderse» en el paisaje del bosque. Utilizan sistemas de rejillas, correas y otros sistemas de fijación, incluyendo una variedad de bolsillos externos. Esto es para portar a mano diversos elementos como radios, cuerdas, navaja, etc. Las mochilas tácticas tienen la capacidad de expandirse mediante el uso de bolsas acoplables para cualquier propósito.

Las mochilas de montañismo (senderismo) resaltan cualidades como la comodidad, la capacidad de carga y el bajo peso. Se ofrecen en una variedad de colores y contrastes de alta visibilidad, para ayudar a permanecer visible a la distancia para los compañeros de viaje o para un posible rescate. Estos colores ayudan a que no nos «perdamos» en el entorno del bosque.

Durabilidad
Tal vez la mayor diferencia entre ambos estilos de mochilas sea su durabilidad, dado que las tácticas están elaboradas de materiales más pesados y resistentes.

Las mochilas militares a menudo se encuentran hechas de nylon balístico 500d, o 1000d, un material de alta resistencia que puede soportar una cantidad considerable de calor, abrasión y fricción antes de fallar.

Las antiguas mochilas militares excedentes de épocas pasadas estaban hechas de lona pesada o mezclas de tejidos similares. Aunque estas opciones de material confieren a las mochilas militares una robustez difícil de igualar, aumentan drásticamente el peso de una mochila vacía, y por tanto la carga total.

En comparación con las mochilas militares, la mayoría de las mochilas de montañismo son elaboradas con materiales más técnicos como el poliéster y diamond ripstop 420d. Es un material más delgado, al mismo tiempo que ofrece una excelente resistencia. Si bien son materiales durables si la mochila se usa correctamente, tampoco soporta los rigores de uso de un campo de batalla militar.

Dicho de otro modo, una mochila táctica puede soportar más abusos que una mochila de montañismo, pero lo hace a costa de un mayor peso y menor comodidad.

Los beneficios más sobresalientes de las mochilas de montañismo son:

Diversos tamaños, desde 30 hasta 90 litros de capacidad.

Estructura interna de aluminio, lo que hace que se distribuya mejor el peso en la espalda.

Incluyen cobertor impermeable.

Son anatómicas, la comodidad es una de sus características principales, por ello tiene almohadillas en algunos puntos de la espalda.


Adaptado de: survivalsulligan.com

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous reading
¿Mochila táctica o mochila de montañismo?
Next reading
Los boxboles